QUÉ ES IMAGEN DE MARCA Y POR QUÉ DEBERÍAS TENER UNA

Cuando hablamos de marca debemos tener en cuenta varios factores. Una marca se compone de diferentes elementos y todos ellos son igual de importantes.

Y esto es lo que nos suele llevar a confusión. Una marca comprende una identidad y una imagen y la una sin la otra no pueden existir porque se complementan hasta el infinito.

¿Qué es identidad y qué es imagen de marca?

Aquí viene cuando la matan, porque si lees sobre este tema encontrarás diferentes términos dependiendo del sector con el que topes y del profesional que te lo explique. Podrás encontrar diferencias entre identidad de marca o identidad visual, imagen de marca o imagen gráfica, etc..

Pero en lo que sí que coinciden todos es en que una marca consta de dos partes: La parte más emocional y la más tangible o visual. Y se tienen que complementar a la perfección. Necesitas ambas para crear una marca coherente y consistente.

Cuando creas una marca debes tomar decisiones en cuanto a qué tipo de sensaciones quieres provocar en tu público objetivo, qué quieres que piensen de ti, qué recuerdo les vas a dejar y también en los elementos visuales que utilizarás para conseguirlo, colores, tipografías, logotipo, iconos, tono de comunicación…

Como ves, a la hora de crear tu marca, debes tener en cuenta muchos factores.

¿Por qué es importante invertir en una buena imagen de marca?

Si tienes intención de crear un negocio o ya lo tienes pero no sabes muy bien qué es lo que estás haciendo o por dónde tirar, es importante invertir tiempo en este concepto.

En primer lugar deberás trabajar en la parte emocional y más “marketiniana”. Para ello puede servirte mi guía gratuita para principiantes que podrás encontrar en este link (click) Una vez hayas decidido qué es lo que quieres que sea y transmita tu marca, valores, objetivo, estilo, público, etc…, deberás proporcionarle una buena imagen visual porque esta englobará todos esos aspectos y los transformará en elementos “tangibles” que serán tu carta de presentación y la parte reconocible a primera vista de tu marca: colores, tipografías, formas, logotipo…

No hay nada como una imagen de marca cuidada, profesional, potente y con un objetivo claro para llegar a tu target de la mejor manera.

Si cuidas todos estos factores tienes más posibilidades de conectar con tu cliente ideal. De otra forma serás un número más de posible proveedor o, en el peor de los casos, no te tendrán en cuenta.

Para entenderlo solo tienes que hacerte un par de preguntas. ¿Cómo eliges tú a la gente con la que quieres contratar un servicio o a la que quieres comprarle un producto? ¿Qué te hace decantarte por unos u otros?

¿Qué dicen los expertos?

Para escribir este post me puse en contacto con varios compañeros de profesión y estas fueron sus respuestas.

MAIDER ZULUETA. Doctora en Comunicación. Socia y Directora creativa en Pixtin. (Barcelona)

“Suele haber cierta confusión entre lo que es la identidad de marca y la imagen de marca. Si la marca fuese una persona, la identidad sería su personalidad, su carácter, cómo se comunica, su imagen… ¡Todo!. En la identidad entra tanto el diseño como el comportamiento de la marca con respecto a la manera que tiene de tratar a los clientes, la ecología, etc. Si seguimos con lo de la persona, la imagen de marca sería el look: cómo se viste, si va elegante, su corte de pelo… Cuando los diseñadores hacemos una imagen de marca, hacemos de estilistas. Pero para esto tenemos que tener muy en cuenta su identidad o personalidad y hacer que el estilo se adapte a ella.”

Web Pixtin

NARCÍS SAULEDA. Brand and Graphic Designer. Freelance. (Londres)

“La marca es la representación de una empresa, lo que se ve y lo que no. En la parte invisible encontraríamos la visión de la empresa, el por qué, los valores y también el posicionamiento de la marca. Después está la parte visible en la que estaría la personalidad y el tono de voz de tu marca. Y la imagen de marca sería en la que incluyo todo lo gráfico: logo, fuentes, colores, elementos gráficos… Todo esto se aplica a los assets (business cards, papel de carta, web…) y a la comunicación (anuncios, social media…).”

Web Narcís

ALBERT MANSO. Director de Arte y Diseñador Gráfico. Actualmente trabaja en una agencia de publicidad ubicada en Barcelona.

La imagen de marca es la unión de dos conceptos. La identidad visual, que es el conjunto de elementos gráficos, tipografía, colores, imágenes, etc… Y la identidad emocional, todos aquellos elementos menos tangibles: filosofía, valores, experiencia de usuario… que nos ayudan a crear una personalidad propia. Estos dos elementos en conjunto forman la imagen que se percibe de la empresa, ese “halo” que la diferencia de su competencia y que le proporcionan su carácter único”

Web Albert

En resumen:

Una marca se compone de diferentes elementos, emocionales y gráficos. Desde un concepto de marketing se diferencia entre imagen e identidad visual. Y desde el punto de vista más gráfico la identidad se considera la parte emocional y la imagen engloba la parte visual.

Sea lo que sea, una marca no puede vivir sin estos dos conceptos trabajados al unísono. Y un negocio, proyecto o marca personal no debería vivir sin una creación de marca consistente que hablará de él/ella con coherencia y personalidad en todos los ámbitos en los que se desarrolle.

Si tienes pensado emprender o darle otro aire a tu negocio te aconsejaría que parte de tu presupuesto lo dirigieses a crear una buena imagen.

Recuerda que una marca no es un gasto, es una inversión.

4 Comments on “QUÉ ES IMAGEN DE MARCA Y POR QUÉ DEBERÍAS TENER UNA”

  1. Gracias por el post. Queda mucho más claro la gran diferencia entre identidad e imagen de marca. Ambas importantes para cualquier negocio. Saludos

  2. Hola, muy interesante, ojalá en estos tiempos hubiesen más profesionales como tu, que se preocupen del marketing desde dentro y no de la última milla.
    Ahora parece que todo sean funnels milagrosos y SEOS que generar riquezas, cuando todo es mucho más complejo y más elaborado.

    Felicidades por tu trabajo!!!

    1. Muchas gracias! Es cierto que estamos en unos tiempos en los que parece que todo deben ser recetas milagrosas y sencillas. ¡Y baratas! je je

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *