Cómo elegir colores para una marca. Psicología del color.

colores de marca

¿Qué sensaciones y percepciones nos dan los colores? ¿Cómo elegir colores para una marca? La psicología del color habla sobre todo esto y es un campo muy extenso a tratar, por lo que en este post no hablaré de todo, pero sí que voy a darte unas pautas para que entiendas cómo los negocios y las marcas utilizan el color para trasladar su mensaje y diferenciarse del resto.

¿Qué es la psicología del color?

La psicología del color es un campo que estudia el comportamiento de las personas frente a los colores, es decir, cómo nos sentimos, qué percibimos y qué nos transmiten los diferentes colores.

En este momento tengo que comentarte que algunas de estas percepciones y mensajes están sujetos a connotaciones culturales.

Por ejemplo, en Europa el color del luto es el negro y en china es el blanco. Así que si en algún momento tienes que aplicar un color en un trabajo para otro país que no sea el tuyo, entérate bien de cuáles son sus tradiciones y empápate de su cultura.

¿Cuál es el significado de cada color?

A continuación te voy a dejar un listado de colores y sus significados.

Piensa que una percepción en diseño no se genera solo a través de un color si no que también hay que tener en cuenta, dónde lo estás aplicando, junto a qué otros elementos, el matiz del propio color, etc…

Verás cuando hable de cómo elegir colores para una marca que el significado que se le da al color en los negocios está altamente ligado a la psicología del color.

BLANCO: Pureza, luz, bondad, inocencia, limpieza, frescura.

NEGRO: Poder, elegancia, muerte, misterio, autoridad, prestigio, seriedad, lujo.

AZUL: Confianza, sabiduría, inteligencia, verdad, fe, lealtad, tranquilidad, calma.

ROJO: Fuego, pasión, amor, peligro, energía, fortaleza, deseo, determinación, guerra.

VERDE: Naturaleza, esperanza, armonía, crecimiento, fertilidad, frescura, bio, primavera.

ROSA: Femenino, dulce, romanticismo, inocencia.

AMARILLO: Inteligencia, energía, alegría, felicidad, juventud, creatividad.

NARANJA: Activo, dinámico, energía, atrevido.

VIOLETA: Misterio, reflexión, espiritualidad, poder espiritual.

MARRÓN: Equilibrio, tradicional, de la tierra.

¿Cómo funcionan los colores y las marcas?

A la hora de elegir un color o varios colores que representen tu marca y tu negocio, siempre tienes que pensar en qué tipo de negocio es, cuál es el mensaje que quieres trasladar y cuál es tu público objetivo.

A partir de aquí, puedes fijarte en cómo grandes marcas lo hacen para inspirarte. También es interesante estudiar lo que hace la competencia para ver por dónde van los tiros y, además, intentar diferenciarte.

Te cuento un ejemplo para que lo entiendas:

Históricamente el color representativo de los Bancos que operaban en España era el azul como el BBVA, Banco Sabadell… y el rojo del Banco Santander. Estos colores transmitían por una parte confianza, inteligencia, seriedad y por otro poder y fortaleza. Pero en el año 1999 irrumpe en escena el banco ING Direct con un color corporativo naranja.

Un color que no tenía nada que ver con seriedad, tranquilidad o fortaleza. ¿Por qué ING decidió salir a la calle con este color? Porque más allá del mensaje de confianza que tiene que dar un banco ellos se dirigían en exclusiva a un público joven y ese fue su máximo valor de marca y diferenciador. “No somos como el resto de los bancos, somos un banco para gente joven”

Por lo tanto, decidir apostar por un color joven y dinámico hizo que segmentaran su target a tope y consiguieran enfocar muy bien el mensaje. Resultado: les salió muy bien la jugada.

Con esto quiero decir que hay veces en las que el mensaje principal no tiene por qué ser el que tiene todo el gremio. Puede que el mensaje implícito de la marca no sea el que se quiera potenciar si no que se apueste por un segundo mensaje que apueste por un valor que la competencia no tiene, como en el caso de ING.

¿Cómo elegir un color para mi marca o negocio?

Estos son los significados que las marcas quieren expresar cuando utilizan los diferentes colores.

De nuevo ten en cuenta que el mensaje y la percepción no van a depender en exclusiva de un color si no que hay que tener en cuenta, la situación, contexto, mensaje, matices, etc…

 Te muestro además algunas marcas como ejemplo para que tengas de referencia:

BLANCO: Moderno, limpio, neutro. Cosmética alta gama, lujo, higiene…

NEGRO: Exclusivo, neutro, lujo. Joyería, moda, gourmet…

AZUL: Seriedad, tranquilidad, seguridad. Clínicas, finanzas, parafarmacia, tecnología…

ROJO: Poder, energía, pasión.  Alimentación, automoción…

VERDE: Bienestar, salud. Productos eco/bio, negocios relacionados con la naturaleza…

ROSA: Femenino, inocente (según tono). Cosmética, higiene, marcas femeninas/infantiles…

AMARILLO: Alegría, creatividad, energía. Alimentación, energéticas, consumo…

NARANJA: Atrevido, joven. Tecnología, alimentación, marcas para gente joven…

VIOLETA: Sabiduría, en tono oscuro – lujo. Productos de belleza, mundo femenino e infantil…

MARRÓN: Natural, de la tierra, artesano. Productos caseros, ecológicos, marcas tradicionales…

Espero que este post te sirva para entender un poco más cómo funcionan las marcas y cómo es el comportamiento del público frente a la psicología del color.

Y si quieres saber más sobre este tema también puedes leer alguno de estos artículos:

· Cómo elegir el mejor color para tu marca.

· Colores y marca personal.

Si necesitas ayuda con este tema para tu negocio o tus clientes siempre puedes seguirme en mi cuenta de Instagram donde publico más información de este estilo o ponerte en contacto conmigo aquí para ver cómo puedo resolver tus dudas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *